Reportajes

Recursos en línea y finanzas: la historia del mercado Forex

Las finanzas en línea viven un gran momento luego de la pandemia y son muchas las opciones que atraen a los nuevos inversores. Sin dudas, el mercado Forex es una de ellas. ¿Cuál es su historia y cómo puede ayudarnos?

Desde luego, no es ninguna novedad afirmar que digitalización ha cambiado nuestra manera de ver al mundo. Muchas tiendas nacen con una perspectiva únicamente centrada en el e-commerce, por citar un ejemplo. Algo similar ocurre con las finanzas en línea y en especial con el mercado Forex.

De seguro ya has escuchado hablar de bear market o bull market, dos maneras de denominar a los mercados bajistas y alcistas respectivamente. En ese sentido, el comercio Forex logra sacar ventaja de ambas orientaciones, por lo que en momentos de mayor incertidumbre y desconcierto suele ser de las primeras opciones que se barajan. ¿Cuál es su historia?

Hacia los orígenes del mercado Forex

Si bien para la mente de muchos centennials, el mundo financiero nació con internet y la aparición de las Fintech, lo cierto es que la economía es una disciplina milenaria. Sin ir más lejos, podemos remontarnos a Grecia y Egipto hace más de dos milenios y medio para hallar los comienzos del mercado Forex. En ese momento, las personas –especialmente los comerciantes- utilizaban oro y plata para obtener sus mercancías.

Medio milenio después, el gran imperio de Roma daría un salto especial al acuñar su propia moneda, lo que derivó en su natural monopolio de divisas. Para los historiadores, allí radicaba su prosperidad y riqueza. Por supuesto, la historia es conocida y otros imperios y naciones copiaron ese modelo, dando lugar a la economía tal y como la conocemos, con la irrupción de organismos como los Bancos Centrales, por ejemplo.

Ahora bien, esas primeras monedas representaban un verdadero desafío ante la falta de idiomas en común ni los mismos sistemas comerciales. Los Países Bajos, más precisamente Ámsterdan, fue el primer lugar en donde podemos encontrar el intercambio de divisas gracias a la cantidad de comerciantes que iban a esa zona. Los precios entre las diferentes monedas se definían por valores de importación y exportación.

Ese sistema no perduró demasiado debido a las injusticias naturales de países con mayor acceso a bienes naturales, por ejemplo, por lo que en 1875 el mundo llegó a un gran acuerdo: el establecimiento del patrón oro. Cada Estado, en consecuencia, establecía el valor de su divisa en relación a su reserva de oro.

Si bien el oro sigue siendo importante, el patrón ha cambiado con el tiempo. Luego de la Primera Guerra Mundial, muchas potencias cambiaron de a poco su relación con el oro, hasta que la Segunda Guerra Mundial terminó de revertir ese proceso. Con una gran inflación, Estados Unidos determinó el sistema financiero Breton Woods, en donde el dólar y el oro mantenían una paridad. El resto de las naciones, fijaban su valor en relación a la divisa estadounidense.

En 1971, este modelo llegó a su fin definitivamente, cuando Estados Unidos desvinculó su moneda del oro y se estableció el tipo de cambio libre y flotante que mantiene gran parte del mundo en la actualidad. Esos movimientos constantes llevan a que el mercado Forex en la actualidad sea uno de los más dinámicos y solicitados.

En relación a la historia moderna, la aparición de recursos digitales ha abierto al mercado Forex a millones de personas en el mundo, sacándolo de un lugar reducido de expertos en finanzas. El futuro inmediato promete grandes novedades dentro de este sector que no ha parado de crecer con el tiempo.