Reportajes

«CANVI» la primera película documental sobre el cambio climático y sus efectos en la Comunidad Valenciana

Comienza el rodaje de «CANVI», el primer largometraje documental que a través de una narrativa ficcionada explica los problemas y diferentes soluciones sobre el cambio climático y como puede afectar a la Comunidad Valenciana, a la Península Ibérica y al planeta en general.

La película documental narra la historia de Alba, una joven adolescente que no cree en el cambio climático y que por motivos del azar se ve obligada a hacer un trabajo sobre este tema tan complejo.  A lo largo de su trabajo de investigación seremos espectadores de  las entrevistas a varias científicas de prestigio que realizan sus estudios dentro de la Comunidad Valenciana, educadores ambientales, una joven activista, un llaurador de la huerta, etc.. Una muestra de perfiles variados que buscará dar respuestas a las preguntas más incómodas, más allá de la información que Alba, y nosotros, podamos encontrar en las redes.

«CANVI» (dirigido por Javier Horrillo y producido por Virtual Art) nace de la necesidad de concienciar al público general y en específico a los jóvenes, de la urgencia que existe en actuar ante el cambio climático. Una película que ensalza el trabajo de las personas que dedican su tiempo a documentar y cuidar nuestro medio ambiente, en la que a diferencia de otras películas de ficción, varios de los personajes principales existen en la vida real, y nos cuentan de primera mano que está pasando con el cambio climático, cuales son las causas, que posibles futuros podemos encontrarnos y diferentes formas de adaptarnos a él. Intentando escapar de una visión catastrofista sobre el cambio climático, y buscando la concienciación y la acción colectiva de todo aquel que vea la película.

Para la creación del guión se ha consensuado con diferentes expertos en la materia, contando con el apoyo de centros como AEMET (Agencia Estatal de Meteorología), el CEAM (Centro de Educación Ambiental del Mediterráneo), el CEACV (Centro de Educación Ambiental de la Comunidad Valenciana), el IVIA (Instituto Valenciano
de Investigaciones Agrarias), la Fundación Oceanografic, y un largo etc. Todo ello con la intención de crear una historia atractiva pero sobre todo ajustada a la realidad.

Tanto el director como la productora agradecen el apoyo al IVC (Instituto Valenciano de Cultura) sin el cual este proyecto nunca hubiera visto la luz. Aunque en estos momentos se está rodando la película, la productora continua trabajando en conseguir la financiación necesaria.

Una de las apuestas diferenciadoras de esta película es que una vez haya hecho su recorrido en festivales, televisiones y plataformas, la productora y el director quieren donar los derechos al Ministerio de Cultura, para que el profesorado pueda disponer de la película como herramienta para la educación y concienciación de los jóvenes.