Noticias Centros formativos

Si la inflación continuara al mismo ritmo, en un año alcanzaría el 42,6%

  • Según el profesor de EAE Business School, Javier Fernández-Pacheco, el Plan de Choque del Gobierno tiene medidas para frenar la crecida de precios, pero también tiene un efecto inflacionista al aumentar la liquidez.
  • Es prioritario definir un plan urgente que se centre en reducir el exceso de liquidez y aumentar la productividad.

La inflación sigue al alza, pero aún podría ser peor. Según los últimos datos del INE publicados hoy, el IPC del mes de marzo se ha situado en el 9,8%, en línea con el dato adelantado presentado hace dos semanas. Este incremento se produce tras una subida en el mes de marzo del 3%, cifra mensual no alcanzada por la economía española desde el año 1977. Es este el quinto IPC mensual más elevado desde que hay registros, siendo los otros cuatro en 1976 y 1977, en plena crisis del Petróleo.

Para hacernos una idea de la magnitud de esa inflación mensual, el profesor de EAE Business SchoolJavier Fernández-Pacheco, subraya que, si este dato se repitiera para cada uno de los siguientes 12 meses (hasta febrero del año 2023), nos enfrentaríamos a una inflación interanual del 42,6%.

Fernández-Pacheco ha analizado las diferentes decisiones y acciones del plan de choque del Gobierno con el objetivo de valorar si éste ayudará a limitar la inflación o, por el contrario, serán un acicate para que siga subiendo a una velocidad cada vez mayor.

Para el experto de EAE Business School, el Plan de Choque del Gobierno tiene medidas que pueden contribuir a ralentizar la crecida de precios, pero también tiene otras con un efecto inflacionista al aumentar la liquidez.

Para Fernández-Pacheco, los motivos de esta inflación acelerada se deben a diversas causas:  por un lado, a un exceso de liquidez y, por otra parte, a la reducción de la productividad, entendida como el aumento de los costes necesarios para producir dichos bienes o servicios. «En este caso, las empresas deben subir precios ante una demanda que no puede absorberlos. Se trata de la llamada inflación de oferta» afirma el profesor de EAE Business School.

Además, «si al final la inflación se desboca a nivel de la Unión Europea y el Banco Central Europeo se ve obligado a subir tipos, entonces la situación será mucho peor, con consecuencias en crecimiento, futuras inversiones y empleo» añade.