Noticias Centros formativos

Aulaformacion BS nos habla del futuro del empleo

El futuro del empleo

¿Has leído el libro que te recomendamos “SALVESE QUIEN PUEDA” de Andrés Oppenheimer?. Aunque es un ensayo periodístico, está basado y parte de un Estudio científico realizado por el doctor en economía, Frey de la Universidad de Oxford y su colaborador Osborne, ingeniero especialista en Robótica e Inteligencia artificial: “THE FUTURE OF EMPLOYMENT: HOW SUSCEPTIBLE ARE JOBS TO COMPUTERISATION?” . Y que a continuación te exponemos.

Investigación de Frey y Osborne

La conclusión del estudio (para EEUU) de 2013 pronosticaba que 47% de los empleos podría desaparecer en los próximos 15 o 20 años por la automatización.

El trabajo desarrollado para este proyecto de investigación de Frey y Osborne realizado en la Oxford Martin School (centro de investigación de la Universidad de Oxford sobre el Futuro, los Desafíos sociales y cómo mejorar el Mundo a largo plazo) consistió básicamente en:

– Antecendentes: tesis de Frey sobre la destrucción creativa de la tecnología desde hacía varios años. Que no justificaba el optimismo tecnológico que irradiaba Sillicon Valley. Y la creencia generalizada en círculos académicos, empresariales y políticos de que la tecnología inexorablemente mejoraría el mundo. Algo le decía que, aunque eso era cierto en el pasado, quizá no lo fuera en el futuro, pues los robots y la inteligencia artificial podrían estar empezando a reemplazar cada vez más empleos, causando un serio problema social.

– Creación de un algoritmo que pudiera clasificar los empleos según su riesgo de desaparecer en los próximos años. Lo alimentaron con datos y ejemplos de qué tipo de trabajos ya están siendo desplazados por la automatización

– Cotejaron el algoritmo con las 702 ocupaciones de la Lista del Departamento de Trabajo de los EEUU. En base a ello, elaboraron un ranking de 702 ocupaciones y sus respectivas posibilidades de ser eliminadas en las próximas dos décadas.

Los Resultados fueron los siguientes:

A simple vista, en el gráfico de la figura superior, extraído del estudio de Frey y Osborne, hay sectores con mayor tendencia a la automatización que otros, donde se sustituye la actividad, la ocupación  y pueden ser reemplazados por robots, drones, vehículos que se manejan solos y otras máquinas inteligentes:

– Actividades con baja probabilidad de ser sustituidas por la tecnología:

Ingeniería, informática, finanzas, actividades de gestión de recursos humanos, educación, asesoramiento legal, ciencias de la salud o todo lo relacionado con actividades creativas

Todas ellas representan el 33% del empleo total.

– Actividades con alta probabilidad de ser sustituidas por la tecnología:

Algunos servicios de bajo valor añadido, actividades de comercio y ventas, parte del sector pesquero y ganadero, así como tareas dentro del sector logístico y el transporte.

La disrupción tecnológica irrumpirá en cualquier caso en los trabajos administrativos, la contabilidad, la atención directa al público, el transporte, la construcción y la extracción, la banca, los gobiernos locales, las tiendas, los cafés y restaurantes.

Openheimer

Openheimer, en su libro respecto al estudio de Frey nos cuenta:

“Los empleos que tienen 99% de posibilidades de ser sustituidos se encuentran los telemarketers —o vendedores que ofrecen productos por teléfono, los cuales ya han sido reemplazados por robots en muchos países—, los vendedores de seguros, los auditores de cuentas, los bibliotecarios y los agentes aduaneros.

Esas ocupaciones las sustituirán programas de computación que pueden acumular información, procesarla y hacer proyecciones para el futuro mucho mejor que los humanos, concluyó el algoritmo.

Entre los trabajos con 98% de posibilidad de desaparecer en los próximos 15 o 20 años, el estudio citó a los empleados administrativos, los empleados bancarios dedicados a analizar y procesar préstamos y los inspectores de compañías aseguradoras, cuyas tareas rutinarias pueden ser fácilmente emuladas por la inteligencia artificial.

Y en la misma categoría de riesgo de desaparición están curiosamente los árbitros deportivos, cuyas decisiones serán cada vez más reemplazadas por drones y videos retroactivos de jugadas dudosas que las máquinas inteligentes pueden juzgar con mucha mayor precisión que los humanos.

Entre los empleos con 97% de probabilidades de desaparecer están las operadoras telefónicas y los vendedores en las tiendas, que ya están siendo reemplazados por el comercio electrónico y por los robots con aspecto humano (o humanoides). Los cuales ya pueden responder preguntas de los clientes, de la misma manera en que Siri, Alexa, Cortana y otros asistentes virtuales pueden contestarnos cuando les pedimos una dirección o algún otro dato a nuestros celulares o altoparlantes inteligentes.

Otros empleos que corren 97% de riesgo de desaparecer, según el estudio, son los de agentes de bienes raíces, que al igual que los agentes de viajes están siendo reemplazados por portales de internet que nos permiten visitar virtualmente las casas que nos quieren mostrar, así como los cajeros, que ya están siendo reemplazados por máquinas lectoras de precios en muchas tiendas y supermercados.

Entre los trabajos que corren hasta 97% de posibilidades de ser eliminados están, para mi sorpresa, los de recepcionistas y los camareros de restaurantes y hoteles.”

La gente que está ahora amenazada es cualquiera que esté sentada en un despacho y haciendo un trabajo que requiera la manipulación de información, especialmente si es de manera rutinaria: el trabajo rutinario.

Conoce más sobre el futuro del empleo con Aulaformación Business School