Reportajes

¿Qué es y por qué es importante la verificación de identidad digital?

La tecnología ha cumplido un papel esencial en la optimización de los procesos operativos de todas las empresas, incluyendo actividades de sumo cuidado como, por ejemplo, la verificación de la identidad digital.

La verificación de identidad es esencial en toda empresa porque ayuda a la prevención del fraude y garantiza la legalidad de todas las actividades comerciales que involucran información sensible de los clientes. 

En este artículo, abordaremos todo sobre la verificación de la identidad digital, explicaremos por qué es tan trascendental y, también, te contaremos cómo puedes implementarla de ahora en adelante.

La verificación de la identidad digital y sus ventajas

¿Qué es la verificación de identidad? En un contexto organizacional, la verificación de la identidad digital se entiende como el proceso mediante el cual se confirma la identidad de una persona en el mundo digital.

Esto se lleva a cabo a través de diversos métodos, incluyendo la verificación de credenciales, la verificación de huellas dactilares y la verificación de biometría facial.

La comprobación de información personal es esencial para empresas y emprendimientos que desean garantizar que sus clientes y usuarios sean quienes dicen ser. Esto es particularmente importante en el mundo digital, donde las personas pueden adoptar fácilmente identidades falsas.

Al comprobar la existencia  de una persona, las empresas se benefician porque pueden protegerse contra fraudes y garantizar que sus datos y activos estén seguros. 

Otra ventaja de implementar iniciativas de verificación de la identidad digital es poder vigilar posibles actividades fraudulentas que puedan impactar negativamente a la empresa.

De esta manera, las empresas cumplen con requisitos legales vinculados a la verificación y protección de información privada en cada país.

¿Cómo funciona la verificación de la identidad digital, y quién es responsable de verificar las identidades en línea?

Existen múltiples formas de comprobar la identidad de una persona mediante la tecnología, así como entidades responsables de hacerlo. 

En la mayoría de los casos, los departamentos de tecnología o servicio al cliente son quienes se encargan de la verificación de identidad en línea. Igualmente, existen otras empresas que cuentan con un área entera responsable de esta importante labor. A veces, también hay colaboración de las autoridades. 

Típicamente, los expertos en contrastación de información personal de las empresas envían un mensaje de texto o correo electrónico a un número o dirección verificada previamente. Al recibir el mensaje, el destinatario debe seguir un enlace o introducir un código específico para confirmar su identidad.

En algunas situaciones, las empresas requieren que el usuario tome y suba una foto de sí mismo, lo que ayuda a garantizar que la persona sea quien dice ser. Este mecanismo de comprobación de la identidad es particularmente recurrente en las aplicaciones de bancos o remesadoras.

Adicionalmente, las corporaciones también pueden solicitar información como fotografías del documento de identidad nacional, recibos de servicios públicos o comprobantes de pago de tarjetas de crédito.

Así, constatan direcciones, nombres y otra información que permite demostrar que un usuario es, en efecto, real.

¿Cuáles son los riesgos de no verificar la identidad digital en tu empresa? Aprende cómo enfrentarlos

Sin duda alguna, los riesgos de no verificar la identidad digital para una empresa son enormes. Usualmente, estos riesgos están ligados  a los hackers.

Para los hackers es muy fácil acceder a las cuentas de las empresas si no se verifica la identidad digital. Además, estos podrán acceder a todos los datos de tu compañía, incluidos los datos sensibles y confidenciales. En segundos podrás notar incidentes de robo para ti y tus clientes.

Por otro lado, también existe el riesgo de que los hackers modifiquen o eliminen los datos de la empresa, lo cual podría causar graves problemas. En este caso, es importante que no solo cuentes con mecanismos tecnológicos de verificación de la información, sino que también inviertas en seguridad informática.

Otro riesgo es que los hackers pueden utilizar la cuenta de la empresa para enviar spam o phishing, lo cual podría generar graves problemas para la reputación. 

Ningún cliente realizará una transacción en línea contigo si sabe de algún incidente similar. De ahí la importancia de la verificación y la protección de datos personales para una empresa.

Para enfrentar estos riesgos, es esencial que implementes una estrategia de protección informática de los datos personales de tus clientes y usuarios que se sustente en la verificación de la identidad digital.

Adicionalmente, es conveniente que todas las operaciones de tu empresa cumplan con las normativas nacionales en materia de protección de datos personales.

En caso de algún incidente, esta normativa protegerá a tu empresa y te permitirá resguardar información sensible sobre tus clientes, como el género, la orientación sexual, la nacionalidad, la identidad étnico-racial, la asunción de una identidad política específica, el número telefónico y la dirección de residencia.

Recuerda que la verificación de la identidad va mucho más allá de saber quién es un cliente. Es responsabilidad de tu empresa conocer quienes son tus clientes, pero, también, protegerlos de cualquier actividad fraudulenta en línea que pueda ocasionar incidentes de fraude, robo, discriminación  y violencia contra ellos.

Las 4 mejores prácticas de verificación de la identidad digital para las empresas

A continuación, te explicamos las cuatro  mejores prácticas de verificación de la identidad digital que pueden implementar las empresas:

Comprender los diferentes tipos de identidades digitales

Esto es esencial para dar continuidad a una estrategia de comprobación de información personal dentro de una compañía.

Ciberseguridad clasifica así los diferentes tipos de identidad digital: gubernamental, organizacional, relativa a clientes y usuarios, transaccional y de redes.

La identidad digital asociada a los gobiernos emana de las autoridades públicas y se plasma en documentos como el certificado de nacimiento, la licencia de conducción o el pasaporte. Estos documentos también pueden ser requeridos por los bancos para hacer procesos de verificación de la identidad.

La identidad organizacional es aquella que surge de empresas, asociaciones o centros de enseñanza. De estas organizaciones, emana la identidad atribuida a clientes y usuarios. Generalmente, la identidad de ambos se constratra con el número telefónico, la tarjeta de crédito o la creación de una cuenta en línea.

Por último, las identidades transaccionales son temporales y se establecen para hacer operaciones comerciales únicas a través de portales electrónicos. Las identidades atribuidas a redes generalmente se ligan a la dirección IP.

Verificar la autenticidad del titular de la identidad

Para lograr esto, deberás acudir a toda tu experticia en tipos de identidad y confiar en las estrategias de tu equipo de seguridad informática o servicio al cliente.

Inicialmente, puedes acudir a la comprobación de huellas digitales y su contrastación con los documentos de identidad emitidos por autoridades gubernamentales, como el certificado de nacimiento, el documento de identidad nacional o el pasaporte.

Otra forma de verificar correctamente la identidad es subcontratar una agencia de verificación y protección de datos que pueda verificar información por ti mediante la tecnología y la seguridad informática. De esta forma, te concentrarás en el crecimiento de tu empresa y te despreocuparás del fraude.

Confirmar que la identidad no es fraudulenta

Una de las mejores prácticas de verificación de la identidad digital es, precisamente, constatar que esta no sea fraudulenta.

Primero, comprueba que el documento de identidad que presenta tu usuario es legal y que no es falso. A la vez, solicita otros documentos, como facturas de servicios públicos o extractos bancarios que tengan el nombre y la dirección de la persona. Contrasta si  la información coincide. 

Otra forma de comprobar si hay alguna anormalidad con una identidad personal es revisar la información bancaria. Si revisas los extractos bancarios y notas que hay un número inusualmente alto de actividad reciente en la cuenta, cambios sospechosos en nombres o datos o información incoherente, esta es una bandera roja.

Lo ideal es que en tu estrategia de verificación de identidad digital puedas mezclar varias tácticas, como la revisión de documentos atribuidos a los diferentes tipos de identidades digitales.

Otra estrategia que puedes implementar es contar con el apoyo de centrales de riesgos financieros que determinan si un cliente es legítimo o no.

Usar la tecnología sabiamente

Si deseas añadir eficiencia y productividad a tus iniciativas de comprobación de identidades y datos personales, puedes acudir a un software de verificación de la identidad digital.

Este tipo de software comprueba los datos de un usuario comparando la información introducida con la de una base de datos. Si la información coincide, se asume que este usuario es legítimo, que en efecto existe y que puede entablar una relación comercial con la empresa.

En caso contrario, se puede pedir al usuario que proporcione información adicional o se le puede denegar el acceso desde el equipo de servicio al cliente de una empresa.

Aunque el software de verificación de la identidad digital puede utilizarse para diversos fines, lo más habitual es que se utilice para evitar el fraude y garantizar la seguridad y la protección de datos personales.

Por ejemplo, muchos bancos online exigen ahora que los usuarios introduzcan su nombre de usuario y su contraseña, así como un código que se envía a su teléfono móvil. 

Esto generalmente se hace desde un software de comprobación de la identidad y garantiza que, aunque alguien conozca tu contraseña, no podrá acceder a tu cuenta sin tener también tu teléfono. 

Conclusión

La verificación de identidad digital es una medida que toda empresa debe implementar para prevenir el fraude y garantizar la legalidad de sus actividades.

Si necesitas ayuda para implementarla, no dudes en contactar a expertos, porque de esto depende la legalidad de tus operaciones y tu protección y la de tus clientes.