Noticias Centros formativos

La evolución de la educación online con el confinamiento

Educación Online por IEAD

Despliegas la tapa de tu portátil, te conectas a internet y empiezas a asistir a una clase en directo que está siendo emitida desde las antípodas. Esto que hace apenas dos años era algo inusual, se ha convertido en un hecho cada vez más frecuente, de manera que graduarse u obtener una titulación en una universidad que está en el lado de la tierra opuesto al tuyo es ahora algo “normal”.

El Covid generó disrupciones en amplios sectores de la actividad humana y la educación fue uno de los más afectados. La crisis pandémica obligó en marzo de 2020 a cerrar todas las instituciones escolares y continuar la educación de forma online en España. La modalidad de educación a distancia vino a ofrecer soluciones de emergencia a dicha crisis: la frase “renovarse o morir” nunca antes había tenido tanto sentido para los centros educativos del país.

Ahora bien, ¿hacia dónde ha evolucionado la educación online? ¿Cómo tiene que ser un modelo exitoso de formación a distancia? ¿Cómo lo estaban haciendo los centros que ya ofrecían clases online antes del confinamiento? Para dar respuesta a estas preguntas hemos hablado con el Instituto Europeo de Alta Dirección (IEAD), una escuela online donde llevan años formando a los principales ejecutivos y directivos de todo el mundo para aumentar su proyección profesional.

Las principales ventajas del elearning

“Sin duda, una de las principales ventajas de la educación online con respecto a la presencial es la flexibilidad y la capacidad de adaptación. No solo para los alumnos, sino también para los profesores”, aseguran desde el Instituto Europeo de Alta Dirección. Y es que compaginar la formación con la vida laboral o familiar es infinitamente más sencillo si se hace a distancia que de manera presencial. Además, con el formato elearning se evitan los desplazamientos al centro de estudios, “ahorrando tiempo y dinero”.

Otra de las ventajas es que gracias a la formación online se puede elegir entre una amplia oferta académica. “El hecho de no tener una ubicación física nos permite llegar a más gente, con perfiles e intereses diferentes y, por tanto, ofrecer más programas formativos especializados”, matizan desde IEAD, cuya oferta incluye másteres, másteres dobles, posgrados y programas de desarrollo directivo.

“Contar con un modelo 100% digital permite escalar a lo más alto en el mercado laboral”, apostillan. Y es que las clases online no están estructuradas en una carga horaria rígida, por lo que puedes visualizar el contenido en cualquier momento, sin importar el día de la semana o la hora. Por tanto, compatibilizarlo con un crecimiento profesional es perfectamente posible, ya que puedes formarte al tiempo que desarrollas tus funciones laborales.

La formación online permite además acceder a los mejores profesores y materiales de estudio, a los que no podría llegarse de manera física. Y es que los centros de enseñanza online como IEAD cuentan con aulas virtuales en los que encontrar foros de discusión, librerías y textos online, videos, calendarios y otros recursos que ayudan a mejorar la experiencia de aprendizaje, haciéndola más efectiva. Por este mismo motivo, contar con los mejores profesores aunque estén en otros países es posible, mejorando la calidad de las clases. “En IEAD trabajamos con profesores especialistas en diferentes materias del área directiva que dan sus clases desde distintos puntos del mundo. Trabajar online nos permite contar con los mejores y garantizar la mejor calidad en todas las asignaturas”, detallan desde la escuela española.

Por último y no menos importante, la formación online permite tejer potentes redes de networking entre alumnos, antiguos alumnos y entidades asociadas a las escuelas y centros formativos. De hecho, al tratarse de clases online, los alumnos suelen ser más propensos a participar en foros, wikis, etc., algo que contribuye a una experiencia más enriquecedora gracias al intercambio de ideas y reflexiones. “Acceder a nuestros profesores también es posible a través de estas redes, algo que tiene mucho éxito entre los alumnos”, agregan desde la experimentada escuela española IEAD.

El futuro de la formación online

¿Hacia dónde va a evolucionar la educación en tiempos de postpandemia? Dar respuesta a esta cuestión resulta complicado y genera cierta controversia. De hecho, la opinión de los expertos está dividida, ya que hay quienes apuestan por un nuevo modelo en el que todo evolucione hacia lo online, quienes creen cada vez más en un sistema mixto y quienes apuestan indudablemente por la continuidad de la presencialidad.

“Lo más posible es que muchos centros de formación empiecen a adaptar sus contenidos para ofrecer también las clases de manera online”, opinan desde el Instituto Europeo de Alta Dirección. Este nuevo paradigma podría seguir cambiando el comportamiento de muchos estudiantes y la mentalidad de la sociedad, algo que permitirá tener perfiles profesionales cada vez más formados.

Sin embargo, aquellos centros que como IEAD desde un principio apostaron por la formación online contarán con cierta ventaja, debido a que todos sus materiales, contenidos y estructura fueron confeccionados en un inicio para dar clases a distancia. Por ello, un modelo de escuela que ha sido creado para educar online, siempre contará con mejores recursos, además de contar con años de experiencia en el sector, algo que los convierte en una apuesta segura y de calidad.