Publireportajes

Aulaformacion y Talento: ¿Sabes cómo piensa un CEO? conoce 22 de sus rasgos

Cómo Piensa un CEO: 22 características vitales necesarias para ser la persona que llegue al TOP.

Este es el libro elegido en la sección de Coaching con propósito, para contarte sobre cómo piensan los CEO.

Para convertirse en un CEO (Chief Executive Officer, Oficial Ejecutivo en Jefe, o Gerente General de una empresa), debe pensar como uno.

Luego de entrevistar a centenares de CEOs de las corporaciones más grandes, y a docenas de figuras públicas y líderes reconocidos, la autora plasma en este libro sus historias de éxito.

Además, extrapola y explica los factores fundamentales para alcanzar esa posición. Muchos de los principios son conocidos, pero algunos no tanto.

Los consejos incluyen:

  • Los buenos CEOs son buenos actores. Saben que papel deben representar en circunstancias distintas
  • No trate de mantener el “status quo”. Use su originalidad para promocionar mejoras y cambios
  • Convertirse en CEO es como escalar una montaña: debe saber “manejar las sogas”, y saber sobreponerse a obstáculos.

El equipamiento básico para ser un CEO Se puede hacer la analogía entre escalar posiciones en una empresa y escalar una montaña. Necesita ciertas cualidades, que son como el equipamiento, para llegar a la cima. También tiene que estar preparada para atravesar “situaciones engañosas y peligrosas”, al igual que cuando sube la montaña.

Para comenzar, necesita una “base firme”. También necesita saber “manejar las sogas”, para poder ascender, sobreponerse a las dificultades, y tomar el liderazgo.

Para incrementar sus posibilidades de llegar al tope, trate de comprender al CEO que lo emplea. Mientras mejor sea su CEO, mas podrá aprender.

Su CEO seguramente no es perfecto. Nadie lo es. Sin embargo, si maneja exitosamente una empresa, seguramente será “casi perfecto”.

Los CEO “casi-perfectos” tienen 22 características vitales.

Aprenda a observarlas en ellos. Hágalas suyas. Trabaje continuamente en tratar de mejorarlas, de manera que lo haga cada día mejor.

Las cualidades fundamentales

 Los CEOs “casi-perfectos” tienen ocho cualidades:

1) Tienen gran seguridad en sí mismos

Necesitan sentirse seguros y confiados en su capacidad de lograr sus metas. Las personas inseguras rara vez llegan a la cima. Los CEOs necesitan rodearse de gente segura en si misma – de allí que son estos los promovidos a cargos superiores.

Un CEO que no tiene confianza en si mismo pondrá a quienes lo rodean nerviosos y desconfiados. Actúe con seguridad para inspirar a los demás, aun cuando no se sienta seguro. Además, actuar confiado le dará confianza.

2) Están en control de su actitud

Su capacidad de tener éxito en los negocios depende mas de su actitud mental que de sus habilidades mentales. Adopte una actitud acorde con cada situación – sea firme o sea amistoso cuando sea necesario.

Ser optimista y tener una actitud positiva ayuda. Recuerde que si no toma usted control de su actitud, otro lo hará.

3) Son tenaces

Los mejores CEOs perseveran y se sobreponen a obstáculos.

Aún cuando otros lo desanimen, manténgase en el camino hacia sus objetivos. Aún cuando experimente frustraciones y desiluciones, siga avanzando.

Sin embargo, debe estar dispuesto y listo para rendirse y limitar sus pérdidas si se topa con un proyecto equivocado o con un error en el camino. Debe aprender a determinar cuándo continuar y cuándo parar.

4) Mejoran continuamente

Aprenda constantemente, para conocer mejor su trabajo.

Aprenda hablando con la gente, de sus errores, y de las experiencias de los demás.

Piense cómo puede “emular a los líderes efectivos” y busque la forma de aprender algo nuevo cada día.

5) Son honestos y éticos

Esto es de suma importancia. Usted debe decir la verdad, tener integridad, ser genuino, justo y sincero. Nunca se involucre en fraude, decepción, o artificios para lograr avanzar en su carrera. Nunca engañe ni rompa promesas.

Saque a la luz asuntos incómodos para intentar resolverlos, pero no exagere. Usted no puede avanzar en su carrera a menos que tenga una reputación de honestidad y buen carácter.

6) Piensan antes de hablar

Si piensa antes de hablar, puede controlar lo que dice y puede seleccionar cuidadosamente sus palabras.

Puede expresarse en forma acorde a los resultados que persigue.

Con tiempo para pensar, puede evitar ser repetitivo, y minimizar el tartamudeo o el titubeo. Recuerde también que hay veces en las cuales es mejor permanecer callado.

7) Son originales

Tanto en sus ideas como en sus acciones, son originales. La originalidad es especialmente importante en el actual clima de cambio continuo.

Los CEOs tienen la ventaja de poder expresar su imaginación, y poder ser inventivos y originales. Esta habilidad es la base para el mejoramiento humano, y es fundamental para responder al cambio.

Haga uso de su originalidad para encontrar mejores formas de hacer las cosas.

8) Son modestos en público

A medida que mejore y logra éxitos, sea modesto. Evite ser pretencioso u ostentoso. Hacer alarde de sus logros puede apartar a la gente y sembrar resentimiento.

Usted debe ser reconocido por sus contribuciones, sin necesidad de ser arrogante sobre ellas.

Cinco cualidades que le harán su escalada agradable

1) Cuide su Estilo

Use el comportamiento y el estilo apropiadamente. No intente comportarse igual con todos. Algunos estilos efectivos incluyen ser decisivo, franco, o colaborador.

Actitudes como escuchar a los demás son efectivas; otras como ser antagonista no lo son.

Es importante darse cuenta de su propio estilo. Pero no trate de adivinar el estilo predominante en los demás, especialmente si la persona está en una posición de mayor rango – son mejores que nadie ocultando y adaptando su estilo.

2) Sea un poco salvaje y agalludo

Con frecuencia, llegar al tope implica tomar algunos riesgos. Necesita verdadera valentía, derivada del razonamiento e instinto. No debe ser descuidado, derivado de ser atrevido pero sin enfoque o propósito.

Tampoco debe ser cobarde. Logre alcanzar el equilibrio, y esté dispuesto a extender los límites de su zona de comodidad.

3) Sea gracioso

El humor es importante para mantener el trabajo divertido.

Debe estar dispuesto a reirse de usted mismo cuando sea apropiado, por ejemplo cuando comete un error.

El objetivo es ser animado, pero manteniéndose serio acerca de las “consecuencias, comportamiento y valores”.

Nunca lleve el humor a extremos, pero aprenda a usarlo bien.

Puede ser una herramienta útil para mantener a sus empleados productivos.

4) Haga un poco de Teatro

Cuando se exprese, un poco de drama le puede ayudar a hacer su mensaje más potente. Un buen CEO tiene habilidades de actor. Pueden sentirse cómodos haciendo su papel en distintas situaciones y ante distintas personas, aún cuando no estén de humor.

Recuerde que otras personas siempre lo están analizando, así como usted analiza a los demás. Al actuar, puede presentar la imagen que quiere presentar, especialmente en momentos difíciles cuando quiere hacer creer a los demás que se siente confiado.

5) Sea orientado al detalle

Ponga atención a los detalles. Aún cuando tenga a otros trabajando en implementar sus ideas, manténgase alerta de lo que sucede a su alrededor.

Cuidar de los detalles lo ayudará a mantener la precisión, lo que a su vez le mantendrá honesto. La falta de precisión puede llevarlo a tener que cubrir errores.

Los pasos finales para llegar al tope

Finalmente, las nueve cualidades que le ayudarán a llegar al puesto deseado.

1) Ser bueno en su trabajo, y estar dispuesto a liderizar

Ser bueno en el trabajo tiene dos caras: el conocimiento “duro”, es decir, la excelencia técnica, y el lado “blando”, su habilidad de relacionarse con los demás.

Si usted es bueno en el trato con la gente, podrá aprender los detalles técnicos. El éxito depende de obtener la información necesaria de las personas, no de las computadoras. Para ello, necesita la habilidad de entender e influenciar a los demás en forma efectiva.

Estar dispuesto a liderizar, por su parte, implica estar listo para “dar un paso adelante”, tomar riesgos y encabezar la empresa.

2) Pelear por su gente

Siempre debe estar dispuesto a pelear por sus empleados y respaldarlos en todo. Sea leal hacia abajo comparta los éxitos con toda su organización.

Debe respaldar a su gente si quiere el respaldo de ellos.

3) Saber admitir sus errores

Si comete un error, admítalo. Entonces corríjalo y continúe avanzando. Está permitido cometer un error una vez, pero no está permitido repetirlo. Un error repetido es señal de poca atención a los detalles o de mala actitud.

Sin embargo, aún cuando reconozca sus errores, no pida perdón por ellos. Puede pedir disculpas cuando se las pidan, pero su actitud debe ser firme.

4) Ser directo en su comunicación

Comuníquese con los demás en forma clara y directa. Hable o escriba en forma sencilla.

Dar instrucciones claras ayuda a los empleados a hacer lo que usted quiere que hagan. Un discurso directo también inspira confianza en lo que dice. Cuando dice lo que quiere decir, evita malos entendidos.

5) Ser agradable

Ser agradable de trato le permitirá llevarse bien con los demás en su camino a la cima. Eso no implica que no puede tomar decisiones duras o ser fuerte al exigir resultados. Simplemente, si usted es amigable y placentero, los demás responderán mejora ante sus órdenes.

6) Ser inquisitivo y curioso – haga preguntas

Es importante hacer muchas preguntas y aprender todo lo que pueda. Busque respuestas para todo lo que no entienda. Al hacer preguntas, trate de obtener nueva información, o de Clarificar información vieja.

Haga sus preguntas en forma conversacional y cómoda. Cuando las preguntas se plantean en forma de ataques, las personas se ponen a la defensiva, o pueden sentirse disminuidos.

7) Ser competitivo

Es bueno tener un espíritu de lucha sano. Esto le ayudará en su crecimiento personal y profesional, le permitirá sobreponerse a obstáculos y acumular victorias.

Sin embargo, elija bien sus batallas, de manera que pelée solo aquellas que valen la pena.

Compita con justicia. No se involucre en “combates extremamente apasionados o destructivos”, ya que es posible que le toque trabajar con sus oponentes en el futuro.

8) Ser flexible, dispuesto a adaptarse al cambio

Siendo flexible, puede adaptar sus respuestas a medida que cambian las circunstancias. Esto no significa ser poco disciplinado, sino estar dispuesto a ceder un poco y no ceñirse a sus posiciones.

9) Ser bueno contando historias

Debe tener la habilidad de contar cuentos y anécdotas que lo ayuden a comunicarse. Puede dramatizar un ejemplo, o dibujar situaciones con palabras que las hagan mas claras, memorables o útiles.