Noticias Centros formativos

Aprende diferentes tipos de soldadura con Escuela des Arts

¿Sabías que con la soldadura también se consiguen auténticas obras de arte y originales? Sea cual sea el fin, Escuela des Arts ofrece la titulación Técnico Experto en Técnicas de Soldadura para estudiar online o a distancia las diferentes metodologías que se practican y su finalidad.

En el sector existen diferentes tipos de soldadura que varían según la técnica que siguen para unir. Por ello, la escuela explica en su blog las características de cada metodología para que las personas interesadas conozcan más acerca de este trabajo manual.

¿Qué tipos de soldadura existen?

En la clasificación de tipos de soldadura existen diferentes variedades con técnicas de aplicación visiblemente marcadas, que se aplican en función del trabajo a desempeñar o el material a trabajar. La soldadura más empleada es la que se conoce como soldadura por gas. Esta técnica se utiliza sobre todo para unir tuberías y consigue alcanzar los 3000 grados centígrados.

La soldadura por arco es otro tipo de soldeo que consiste en soldar el metal fundiéndolo. Con este tipo de soldadura se consigue ionizar el aire para transportar los electrones mediante los electrodos. Alcanza una temperatura de hasta 4000 grados.

Derivada de estas dos técnicas se practica la soldadura en estado sólido. Consiste en unir dos materiales ejerciendo presión entre ellos. Del calor que se desprende ambos materiales quedan ensamblados.

La soldadura eléctrica es otra técnica muy practicada actualmente. También conocida como soldadura de resistencia, su método consiste en generar calor a través de un procedimiento termoeléctrico. La unión de las piezas se produce al calentarse gracias a la electricidad que corre en su interior.

Por último, pero no menos importante, cabe mencionar el tipo de soldadura más antiguo y tradicional, la soldadura de forja. Es el tipo de soldadura propio de la época antigua y a pesar de que las nuevas tecnologías la han sustituido, fue la principal técnica hasta finales del siglo XIX. Consiste en la unión de dos metales mediante calor o ejerciendo presión sobre ellas, normalmente martilleándolas juntas.