Economía

Los convenios no podrán obligar a jubilarse y el retiro anticipado será castigado

ABC. La cuenta atrás para presentar las reformas que exige Bruselas a España para percibir los fondos europeos ha comenzado. Las autoridades europeas miran con especial atención a las pensiones, uno de los principales problemas a los que se enfrenta la economía, y también uno de los cambios más delicados por el impacto que puede provocar en un goloso electorado de nueve millones de votantes. El Gobierno sabe que está sobre un campo de minas, y por ello busca como aliados a empresarios y sindicatos, que ya negocian una reforma de castigos y premios que deberá estar lista en pocos meses para así recibir los 140.000 millones en ayudas.

SEGUIR LEYENDO