Educación

Un colegio de León utiliza algoritmos para distribuir las mesas en las aulas minimizando el riesgo de contagio

EL PAÍS. Los colegios se han llenado de mascarillas, botes de gel hidroalcohólico y señales en el suelo que indican la dirección en la que hay que caminar y la distancia de seguridad que hay que guardar con los de alrededor. Los profesores han tenido que resolver problemas nuevos para que los centros educativos sigan siendo seguros. Uno de ellos es cómo redistribuir el espacio en las aulas para que se pueda mantener la distancia de seguridad entre las mesas sin reducir el ratio de alumnos. El problema que se plantea es matemático y por eso un algoritmo puede ayudar a resolverlo.

SEGUIR LEYENDO