Noticias Centros formativos

Mabel González: «Esta guerra, como la mayoría, terminará mediante una negociación»

  • La ponente es profesora del Grado en Relaciones Internacionales de la Universidad Internacional de Valencia y consultora del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria.
  • La experta ha abordado los factores que ayudan a la resolución de conflictos y la construcción de paz.
  • Se trata de la última sesión del ciclo La Guerra de Ucrania, organizado por VIU, en el que diferentes expertos han abordado las claves del conflicto desde diferentes prismas.

VIU – Universidad Internacional de Valencia ha celebrado la masterclass La Guerra de Ucrania ¿Cómo se acaban las guerras? Opciones de resolución pacífica, mediación y negociación de la mano de Mabel González Bustelo, profesora del Grado en Relaciones Internacionales de la Universidad Internacional de Valencia y consultora del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria. En la sesión, la experta ha abordado las vías reales de una resolución pacífica del conflicto mediante la mediación y negociación. En este sentido, ha destacado el papel que está jugando Turquía como país facilitador de entendimientos. «Turquía está realizando un papel  importante como mediador entre Ucrania y Rusia», ha explicado.

Respecto al proceso de mediación que se está llevando a cabo, ha valorado de forma positiva el hecho de que «las partes estén negociando desde el principio de las hostilidades». Ha puesto como ejemplo las mesas de negociación en las que ha intervenido Turquía, así como las reuniones en Bielorrusia y los encuentros online que mantienen ambos países «casi diariamente». González ha enfatizado también los avances que se han producido en las últimas semanas en los que Ucrania está poniendo sobre la mesa un posible modelo de neutralidad similar al austriaco o al sueco. «Esa neutralidad significaría para Ucrania la renuncia a estar en la OTAN, así como a albergar misiles o bases en su territorio. A cambio, obtendría garantías de seguridad que serían vigiladas por los llamados países garantes», ha expuesto.

«Las cuestiones más espinosas de la negociación son las territoriales referentes a Crimea y el Donbass sobre las que destaca la propuesta de posponer la resolución de estos aspectos con un margen de 15 años», explica la docente de VIU. Asimismo, aclara que «no estamos cerca de una alto el fuego porque las partes están jugando a su plan inicial y, a menudo, el proceso de negociación es el plan B». «Aunque es cierto que podemos estar más cerca de acuerdos humanitarios para acceder a poblaciones a las que no se ha accedido», añade.

Mediación, una estrategia clave en la resolución de conflictos

Mabel González ha hecho hincapié en la importancia de la mediación y los procesos de negociación en la resolución de conflictos exponiendo que, desde finales de los años 80, un 75% de los conflictos se han resuelto mediante un acuerdo negociado y que, en 2020, según los últimos datos registrados, había 40 procesos y negociaciones de paz activos. «Esto dice que la victoria militar es poco frecuente», ha puntualizado. Además, ha contado como en un 80% de esos casos las negociaciones han contado con mediadores o facilitadores.

En esta misma línea, ha profundizado en la importancia de que «los facilitadores se perciban como neutrales por ambas partes, dado que ambos tienen que ganar algo, tienen que articular un discurso de victoria con el mensaje de que este acuerdo es lo mejor a lo que podían llegar y es mejor que seguir con la guerra». «La solución para cada conflicto tiene que ser adaptada a esa situación y las partes tienen que estar convencidas de que llegan a una solución compartida», ha sentenciado.

De igual forma, ha descrito cómo la mediación se ha consolidado y profesionalizado a lo largo de los años y ha subrayado el rol de figuras políticas como Erdoğan, Macron y Naftalí Bennet en el conflicto de Ucrania, al tratar de mantener abierto el diálogo con y entre las partes. También, ha insistido en el papel fundamental que pueden jugar organismos como la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, puesto que Ucrania y Rusia, así como la OTAN y la UE, forman parte. «Es uno de los pocos foros en el que ambos países son miembros. Además, tienen una gran experiencia en la región y ya contaban con 500 observadores en Ucrania antes del estallido de la guerra. Esta misión se ha hibernado, pero podía desplegarse en caso de alcanzarse un acuerdo», ha argumentado la profesora.

Occidente, EE.UU. y China en el conflicto

«El papel de Occidente será muy importante en la reconstrucción de Ucrania a la hora de abordar asuntos sociales, políticos y de infraestructura como la reinserción de excombatientes o el retorno de refugiados, puesto que la firma de un acuerdo de paz es un proceso largo y solo el principio», ha explicado González.

Sobre el papel de EE.UU. ha comentado que «no está apostando por la negociación y la diplomacia. Estamos en un momento de escalada en el que se habla de sanciones, envío de armas y aumento exponencial del gasto militar. En cuanto a China, «de momento no está alineada del lado Occidental. Están siendo cuidadosos en no sancionar a Rusia a pesar de que defienden la soberanía territorial».

Conflictos en el mundo en cifras

Mabel González ha puesto cifras al panorama de conflictos armados en todo el mundo más allá de aquellos que nos llegan a través de los medios de comunicación. «En el año 2020 teníamos 34 conflictos armados activos en todo el mundo y la cifra anual de la última década oscila entre los 30 y 35. Además, más de un 80% son conflictos internos internacionalizados en los que intervienen actores externos», ha finalizado.