Educación

Adiós al hiyab en las aulas del país con más musulmanes del mundo

EL PAÍS | “No puedes salir de casa si no te pones el hiyab”. Nadya cuenta que escuchaba esta frase en boca de su madre cuando partía por la mañana para ir a su escuela en el oeste de la isla de Java, una de las más conservadoras del país. El hiyab, el velo utilizado para cubrir la cabeza, el cuello y el pecho por muchas mujeres indonesias, fue obligatorio para ella desde que comenzó la escuela secundaria, y aquella chica, que ahora tiene 26 años, recuerda esa etapa con bastante disgusto. En sus años de estudiante, la madre de Nadya solía decirle que nació con la piel amarilla brillante y por eso debía permanecer cubierta en clase, al ser de tez muy clara en comparación con la chica indonesia común.

Cuando Nadya se quitaba el pañuelo en clase, siempre tenía problemas. Sus amigos le apodaron como kerudung dusta (la mentirosa del hiyab), un juicio y etiqueta bastante aterradora cuando eres un adolescente, porque tu vida parece girar alrededor de tus compañeros y la escuela. Los profesores también la intimidaron algunas veces, acumulando malos puntos en su informe escolar, e informando a sus padres de haberse quitado el velo.

SEGUIR LEYENDO