Educación

¡Error! ¿Por qué se está utilizando mal la Inteligencia Artificial en educación (habitualmente)?

ÉXITO EDUCATIVOQue la Inteligencia Artificial (IA) es un vector de grandísimas transformaciones en nuestro mundo parece un hecho incontestable. El «machine learning» está permitiendo fenómenos tan impresionantes como la visión artificial y todas sus aplicaciones prácticas en el mundo de los diagnósticos clínicos, los coches autómatas y hasta el armamento. También la Inteligencia Artificial ha revolucionado la investigación científica, y probablemente los premios Nobel dentro de poco puedan volver a ser recibidos por empresas como Deepmind, que está haciendo unas aportaciones brillantísimas a grandes problemas en distintas disciplinas.

Estamos viviendo una explosión de avances en este campo, y la «nueva» Inteligencia Artificial es probablemente la gran estrella tecnológica en estos momentos. Así pues, intuitivamente parece tener todo el sentido del mundo aplicarla también al campo educativo, porque seguramente algo bueno saldrá de todo ello. ¿Verdad?

Siguiendo este planteamiento, cada vez son más las iniciativas que buscan aplicar la Inteligencia Artificial a la educación. Últimamente están proliferando como setas. Y además parecen contar con el beneplácito de los inversores y los grandes expertos del sector.

SEGUIR LEYENDO