Economía

Trabajo delega en los jueces dirimir la penalización por despedir en los seis meses siguientes a un ERTE

CINCO DÍAS. El gran pulso en torno a la negociación de la prórroga de los ERTE hasta el 31 de mayo ha corrido en esta ocasión a costa de la llamada cláusula de salvaguarda del empleo, que impide a los empresarios beneficiados por estos esquemas realizar despidos durante los seis meses posteriores a la finalización del expediente so pena de tener que devolver las ayudas recibidas. Aunque la cláusula ha sido renovada intacta, la patronal ha comenzado a hacer una interpretación que beneficia a sus intereses y sobre la que el Gobierno parece dejar en manos de los tribunales decidir.

SEGUIR LEYENDO