Economía

Las declaraciones a pagar crecen tres veces más que las que salen a devolver y apuntalan la recaudación

CINCO DÍAS. La pandemia del coronavirus ha asestado un fuerte varapalo a la capacidad recaudatoria de la Agencia Tributaria durante 2020. Pese a ello, la debacle de los ingresos públicos se ha visto parcialmente contenida por el calendario de liquidación de distintos impuestos. Es el caso del IRPF, en el que la Campaña de la Renta de la pasada primavera arrojó un incremento de las declaraciones con resultado a pagar al fisco tres veces superior al del avance de las devoluciones, al corresponder al ejercicio 2019, previo a la crisis del Covid.

SEGUIR LEYENDO