Economía

Repsol estudia una OPV de su filial de clientes para maximizar la valoración

CINCO DÍAS. La revolución en Repsol sigue con paso firme. La petrolera tiene encima del tapete la venta de una parte de su filial de energías renovables y también de la de clientes. La OPV de la primera está casi asegurada para el próximo año, y la de la segunda es una opción para maximizar su valoración. Sería un estreno gigante, con una valoración mínima de 10.000 millones de euros, la mayor capitalización para una empresa que sale a Bolsa en décadas. Todo depende de quién pague mejor: fondos de infraestructuras y de pensiones en una operación privada, o los fondos de inversión, hedge funds e incluso inversores minoristas en un estreno en Bolsa.