Weather , , 0°C

Financial Magazine

 Noticias en directo

Las pymes buscan soluciones “temporales” y tiran de papel y boli para cumplir con el registro de la jornada

Las pymes buscan soluciones “temporales” y tiran de papel y boli para cumplir con el registro de la jornada
mayo 15
13:01 2019

La implantación del registro de la jornada laboral al que el Gobierno obliga a las empresas desde este domingo es uno de los temas de conversación que más confusión está generando estos días. El Real Decreto-ley sienta la base legal pero deja en mano de la negociación colectiva su implantación y desarrollo. Hay que registrar cuando los trabajadores empiezan y terminan su jornada, así como las pausas voluntarias —“es conveniente”, reza la guía del Ministerio publicada este lunes—. Pero, ¿cómo hacerlo? Aquí hay tantas respuestas como empresas, cada una ha de consensuar con sus empleados la técnica de registro que mejor se adapte a sus necesidades.

En el caso de Claudio Jara, autónomo al cargo de ‘Chocoplanet’, una pastelería en el barrio de la Concepción de Madrid, con un solo empleado, no ha supuesto un gran cambio. “Estamos registrando en una hoja Excel la entrada y la salida de nuestro trabajador, que firma al entrar y al salir. De momento lo estamos haciendo en papel porque somos una pequeña empresa formada por dos hermanos”.

Jara, que como autónomo está exento de registrar sus propias horas —”no tenemos horario”, matiza—, considera que este registro “es algo que era necesario” después de “seis generaciones” de pasteleros en su familia.

Souad Elbenaye es peluquera y trabaja en una tienda de la cadena Marco Aldany, donde ya “desde hace muchos años” registran la entrada y la salida de los empleados. “Lo registramos en el ordenador, cada uno con su código“. La empresa, por tanto, no ha enviado a esta trabajadora ninguna instrucción nueva a raíz de la entrada en vigor del Real Decreto-ley que introduce el registro diario de la jornada laboral en el artículo 34.9 del Estatuto de los Trabajadores.

Antonio Blanco está al cargo de la empresa de instalaciones eléctricas ‘Grupo IMB’. En su caso, son siete trabajadores y explica a 20minutos que “de momento” están utilizando una plantilla de Excel que les envió su asesor donde los empleados “firman a mano”. Reconoce que es una solución temporal “hasta que se implante alguna aplicación móvil con geolocalización“.

Según explica, su empresa tiene el “problema” de que “parte de nuestros trabajadores no fichan todos los días aquí porque van directamente a obras”. Por ello, están “buscando una solución”, y mientras tanto cumplen la ley con un modelo de Excel, que es “válido”. “Estamos cumpliendo porque han dicho qué es lo que hay que hacer pero no han dicho cómo”, afirma con tono de reproche. “Nuestro trabajo no es ciencia exacta”, abunda para justificar las horas extra, que asegura que “se compensarán con tiempo de descanso”.

“El programa informático con el que gestionamos las medicaciones cuenta con una aplicación aparte donde se registra la hora de entrada y salida de cada usuario”, añade Beatriz Izquierdo, titular de una farmacia en Madrid donde ya fichan desde hace tiempo. Un hábito que, por tanto, “ya tenemos interiorizado“, asegura.

Lo mismo le pasa a la consultora de IQVIA Brígida Chaves, en cuya empresa lo controlan “con la huella” dactilar y así ha sido desde que empezó a trabajar hace cinco años. “No hemos sufrido cambios, estamos acostumbrados a registrarnos al entrar y al salir, o cuando necesitamos horas de más y horas nuestras”, asegura Chaves, que se muestra familiarizada y de acuerdo con este sistema.

Una asesora laboral: “Están perdidos”

La responsable del departamento laboral de Dinamia Asesores, Sonia Cano, es tajante con sus clientes: “Tienen que cumplirlo”. Sin embargo, detecta “bastantes problemas” a la hora de implantar el registro. Es el caso de las empresas con “bolsas de horas” o con jornadas que se interrumpen durante el día por diferentes motivos. “Les instamos a que cumplan con el registro obligatorio, pero se están encontrando con muchas dificultades para llevarlo a cabo. Además, la Administración tampoco ha marcado claramente las pautas” sobre cómo aplicar la ley.

El principal problema que detecta Cano es “distinguir entre las horas de trabajo y las que, aunque estás presente en la empresa, no son efectivas”. Se refiere a “la media hora para el café”, a las “salidas para comer” o, por ejemplo, a los transportistas que “se tienen que esperar una hora tomando un café con el camión parado hasta que se lo cargan. Esa hora, ¿cómo se contempla: como efectiva o como hora de descanso?”, cuestiona. “Se supone que es trabajada porque el trabajador está a disposición de la empresa, pero no es efectiva”, plantea.

En este sentido, la guía que elaboró este lunes el Ministerio para ayudar a las empresas a resolver sus dudas sobre la implantación del registro de la jornada laboral asegura que “es conveniente” apuntar las pausas obligatorias y voluntarias “para permitir eludir la presunción de que todo el tiempo que media entre el inicio y finalización de jornada registrada constituye tiempo de trabajo efectivo”.

La mayoría de los clientes de Cano, que reconoce que “están perdidos“, están optando por controles con plantillas en papel: “Son pequeñas empresas que no pueden asumir el coste de una aplicación informática, no es viable“.

Cano reprocha que “falta directriz por parte de la Administración sobre cómo llevarlo a cabo. Este asunto no es nuevo, la ley es de ahora pero la Inspección ya lo lleva aplicando desde hace dos años”, añade. “Espero que la Administración sea benevolente con determinadas situaciones“, concluye.

Powered by WPeMatico

Foro – Mensajes recientes

Encuesta

¿Crees que el IBEX 35 recuperará los 9.100 puntos esta semana?

Cargando ... Cargando ...