Porqué hacer un Máster en Project Management - Financial Magazine
Weather , , 0°C

Financial Magazine

Actualidad

 Noticias en directo

Porqué hacer un Máster en Project Management

Porqué hacer un Máster en Project Management
octubre 25
10:52 2017

Project Management se ha convertido en una de las principales herramientas para el crecimiento de empresas y organizaciones en vista de las facilidades que ofrece para alcanzar objetivos de alta complejidad. La planificación detallada para el uso y seguimiento eficiente de los recursos es la clave de esta disciplina.

Fue pionero, El sector de la construcción, con la implementación de la Gestión de Proyectos, no obstante, ya está presente en empresas de todos los tamaños y sectores y es utilizada para el desarrollo de proyectos propios y de clientes. Incluso, hay empresas cuyo modelo de negocio se basa en diseñar y gestionar proyectos para terceros.

Entre los beneficios de esta disciplina destaca la posibilidad de delimitar el alcance de los proyectos y, en función de ello, determinar presupuestos, tiempos de ejecución y recursos humanos necesarios.

También, además de facilitar una planificación minuciosa de la que depende el éxito del proyecto, el Project Management es un aliado fundamental para distinguir buenas y malas prácticas, así como instrumentos de gestión. En conclusión, esta disciplina facilita la elaboración de una hoja de ruta en la que se marcan distintas fases de un proyecto, desde su viabilidad hasta la finalización, todo bajo la coordinación del project manager como máximo responsable.

Fases de la Gestión de Proyectos

Existe cinco fases o etapas de la gestión y dirección de proyectos:
Iniciación o análisis de viabilidad. Tiene como objetivo diagnosticar si el desarrollo de un nuevo proyecto va a aportar más beneficios y si el resultado merecerá la pena. En esta etapa se define el alcance, se evalúan los riesgos y se calculan los presupuestos y tiempos de ejecución.

Planificación o programación. En esta etapa se traza la hoja de ruta, se definen los responsables de cada área, se asignan los recursos económicos y el capital humano, y se establece un cronograma de trabajo en función de la fecha de culminación. Una mala planificación puede suponer el incumplimiento o la suspensión del proyecto.

Ejecución. En este punto los equipos involucrados trabajan en las tareas que se le han asignado. De la pericia de los directores de cara área y sus trabajadores dependerá que se cumplan los procesos y plazos de la planificación.

Seguimiento y control. Esta fase se desarrolla a la par que la ejecución, pero por su relevancia, merece la pena separarla. Es una de las más importantes. La razón es que permite identificar y corregir acciones innecesarias o dañinas, comprobar el cumplimiento de objetivos, así como obtener información de la evolución del proyecto.

Evaluación y cierre del proyecto. La etapa final tiene como objetivo constatar que el trabajo se ajusta enteramente a la planificación y las correcciones que se hayan fijado. Funciona además para hacer una reflexión, a manera de aprendizaje, sobre los aciertos y errores de las etapas anteriores del proyecto.

Foro – Mensajes recientes

Encuesta

¿Crees que los cursos gratuitos en España para aprender a invertir en bolsa ayudarán la población?

Cargando ... Cargando ...